26 de noviembre de 2011

Letras












Noches en vela sumergida en historias ajenas.
Ríos de palabras que fluyen bajo un pequeño haz de luz.
Momentos de soledad en compañía,
de emociones de otros vividas en propia piel.
Noches literarias para combatir insomnios invernales.

2 comentarios:

P. dijo...

Sigues transmitiendo corazón. Que te quiero.

Septiembre dijo...

Muuuaaaaaaaa! ;)