6 de abril de 2011

Ezio











Le gusta dormir sobre el edredón estirándose hasta alcanzar el infinito con sus patas. Prefiere comer acompañado mientras le rascan la espalda. Se pasa las horas mirando por la ventana, maravillado con cualquier coche o peatón. Le asusta el ruido que hacen los trenes. Se divierte corriendo tras pequeñas pelotas elaboradas con papel de aluminio o peleando con su ratón de plumas coloridas. No para de ronronear cuando está contento y recibe mimos. Le gusta el pollo, el queso y las aceitunas con anchoas. Le gustan las caricias por la mañana y antes de irse a dormir. Se vuelve loco con alguna que otra gatina de su alrededor. No existe caja o bolsa en la que no pruebe a meterse. Se pega a la encimera cuando huele a carne mientras maúlla pidiendo su parte. Cuando puede, aprovecha la oportunidad de cambiar la alfombra por la hierba fresca del jardín. Se sube a las sillas para rastrear los movimientos que el aspirador hace bajo sus pies. Le encanta dormir en lo más alto de los muebles para vigilar todo lo que ocurre. Viaja pegado a la ventana mirando cómo pasan veloces los coches a su lado.

4 comentarios:

Runru dijo...

maulla mientras ve fútbol en la tele...

Septiembre dijo...

¡Cierto! Si es que es una de sus pasiones :)

P. dijo...

Ezio es genial :)

ESE dijo...

Es inspirador. Y te cuida mucho. ¡Qué majo! Yo soy fan de su movimiento 'conbolsa'. BsS.