26 de febrero de 2011

Noche











Todas las ventanas estaban apagadas. Todas las luces, dormidas. Todas las carreteras callaban y los maullidos se disolvían...

Tumbada en la cama, seguía despierta para poder soñar, no dormía para no tener que despertar.

3 comentarios:

Nanou dijo...

Qué hermoso, me encantó!

"...no dormía para no tener que despertar."

Un abrazo enorme.

ESE dijo...

Con ganas de más. Eres una artista. Que en las noches las hadas sigan inspirando letras tan bellas. Pero duerme que hay que descansar para que mañana podamos madrugar. BesoS.

P. dijo...

Precioso.